lunes, 23 de julio de 2007

De Integrales, Derivadas y Actitud II

Parte II

Uno o dos días después lo conocimos, tomamos, llenos de predisposiciones, nuestra primera clase, nos causó algo de risa y algo de remordimiento cuando él mismo nos preguntó que si estábamos ahí porque no logramos cambiarnos, qué silencio…Tomamos nuestra clase, de vez en cuando nos mirábamos, como preguntándonos si estábamos entendiendo, había que atender, porque esto no iba a ser fácil. Ya habíamos deliberado que aprovechando el hecho de que éramos pocos y buenos, modestia aparte, íbamos a enfrentar la realidad y a hacer lo necesario para pasar. Salimos de ahí, me acuerdo, ansiosos de vocear lo que en el aula tratábamos de decirnos con miradas, unos entendieron, otros no, pero todos coincidimos en que el señor era muy agradable.
Unas semanas de clases, todo iba muy bien, uno que otro bostezo en medio de esas largas demostraciones, pero como diría el profe, ese es el efecto del Cálculo IV.

Se acercó el primer parcial, y como cuando las lágrimas son hondas, se empieza a llorar temprano…comenzamos a estudiar con algo de anticipación, cosa no muy común entre los ingenieros civiles. Nos adueñamos de la biblioteca y del libro de Zill-Cullen, uno para todos y todos para uno. Entendíamos todo, pero la incertidumbre de cómo iba a salir el examen nos llenaba de inseguridad. Llegó el día, prueba superada, para nuestro alivio el profe publicó rapídisimo, como sabiendo, el carácter de urgencia del asunto, 95, 92, 90 y al chino había que decirle Mr. Hundred …
Poco a poco fuimos respetando más al viejo, le cogimos cariño, tanto, que ya para el segundo parcial, era nuestro tío, parentesco que podía cambiar si no nos iba bien en el examen, pero el empeño fue el mismo, y los resultados aun mejores ¡Gracias Dios mío! Ya no podíamos negarlo, éramos sus sobrinos, el tío era un excelente maestro y una maravillosa persona, aun cuando el tercer parcial fuera una masacre, esto era inobjetable. ¿No dije qué éramos pocos y BUENOS? El tercer parcial fue otra prueba superada.
Al direc, pues creo que le debo una visita de agradecimiento, y al profe … habrá que hacerle un mejor equipo de relaciones públicas.
¿Mi referencia? Bueno, Dinápoles Soto Bello da el cálculo de la NASA, pero lo da tan bien, que el que quiere aprender, aprende hasta eso. ¿Cómo iba yo a estudiar ingeniería en PUCMM y perderme esta experiencia?
Tío: Usted de verdad tiene lo que se necesita, lo que no se ve todos los días ni en todas las aulas, conocimiento, inteligencia, experiencia, buena actitud, deseos de enseñar… y unas pilas para dar clase… que el que lo ve no se imagina.
Y nada, ecuaciones diferenciales, método de variación de parámetros, la ecuación de un pastel enfriándose y un virus propagándose, que Laplace, que Fourier…eso lo entendimos, pero lo que aprendimos en Cálculo IV, lo más valioso, no tuvo nada que ver con integrales o derivadas, aprendimos del tío, de los chismosos del kiosco, y de nosotros mismos… “No vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos.”
Hasta luego Tío Sotis, fue un verdadero placer conocerlo y aprender de usted, la foto nos la debe.

Arish
23-07-07

1 comentario:

juan_espaillat dijo...

Wow eh.. Tanto miedo y tanta angustia, tomando las primeras clases con "tio soty", hasta que llegamos a encontrar en el semejante personaje, hasta tal punto que lo nombramos nuestro tio... De toda esta experiencia, aprendi que antes de tomar una referencia de un estudiante hacia un profesor, primero hay que preguntar cuanto fue que sacó con el profesor... pero no se preocupe profe, ahora tiene unos nuevos "embajadores"... Te imaginas arisabel, que hubieramos tomado todos los cálculos, y que no hubiéramos tenido el chance de caer con tío soty... Que suerte la nuestra, de tener el privilegio de estar con el mejor profesor de la uni (hasta ahora, en los dos años que he cursado de la carrera)...
Pero nada, me encantó leer tus palabras, ya que me tus palabras me trajeron los grandes recuerdos del Cálculo IV... Cuidate arisabel, nos vemos por Bonao un dia de estos...
Att. Juan Espaillat

Un viaje por mi mente

Sólo un punto de vista más entre los millones y
millones que existen con o sin voz en esta esfera giratoria.
Relatos,
comentarios, poesía, quién sabe si alguna nota de ingeniería y ... seguramente
se fugue algo muy personal.