sábado, 21 de junio de 2008

Enviado del cielo, correo electrónico sin leer.

Deprimida, inmersa en un desánime sin causa ni sentido, reviso mi correo electrónico en búsqueda de un nada que alimente mi sinsazón o que lo estirpe de una vez por todas.
"Tiene 1 mensaje de correo electrónico sin leer", uno solo. Me dirijo a mi bandeja de entrada y encuentro lo que no esperaba, un correo enviado del cielo, como una nota de instrucciones hecha por Alguien que me conoce y que es capaz de mirar a través de mi sonrisa, de viajar y deslizarse por mis ojos, por mi garganta, hasta penetrar en mi pecho y escuchar las notas de mi corazón y atenderlas. Siempre está, cuando todos escriben, cuando pocos se acuerdan, cuando nadie escribe, el correo enviado del cielo, el que me remuerde la conciencia borrar, y a veces leo de prisa como pensando que engaño a Alguien, o que complazco a Alguien.
Es eso, tengo una suscripción al evangelio del día.
http://www.evangeliodeldia.org/

2 comentarios:

Mya dijo...

así es.. esas son palabras de vida

hay que aprovecharlas

saludos chica!! mucho tiempo sin pasar por aqui..

te sigo :P

Romayris dijo...

Yo también estoy suscritas a esas lecturas y la verdad es que son reconfortantes.

Saludos

Un viaje por mi mente

Sólo un punto de vista más entre los millones y
millones que existen con o sin voz en esta esfera giratoria.
Relatos,
comentarios, poesía, quién sabe si alguna nota de ingeniería y ... seguramente
se fugue algo muy personal.